La adicción al juego, es toda conducta compulsiva que implique  un riesgo de ganar o perder dinero de forma inmediata, buscando la gratificación inmediata del premio, a pesar de las consecuencias que pueda comportar.

Se puede padecer ludopatia en diferentes formas: mediante máquinas tragaperras, bingos, apuestas, juegos por internet que impliquen ganancias, loterias, etc..

El ludópata siente un impulso incontrolable de gastar el dinero, para obtener una satisfacción inmediata , llegando a grandes pérdidas de dinero en un corto periodo de tiempo.

Mientras la conducta de juego domina,  afecta a sus relaciones personales, laborales, cambios de humor  y hay una incapacidad  de aceptación de las pérdidas, porque siempre piensa que lo podrá recuperar rápidamente.